El patio anda revuelto en Can Barça

21.08.2019 10:00 de Stefano Bentivogli   Ver lecturas
Fuente: Marca
El patio anda revuelto en Can Barça

El comienzo de temporada no era el que esperaban los aficionados del Barcelona. La plantilla sigue sin definirse con la gran incógnita de Neymar sobre la mesa; las lesiones han sacudido al equipo en este inicio; Dembélé ha vuelto a las andadas; los viajes del francés y de Luis Suárez; y la derrota en Bilbao han revuelto el patio en Can Barça.

Lo de Neymar tiene pinta de que no se resolverá hasta el último minuto. La fallida venta de Coutinho ha supuesto un revés importante en la operación porque no deja otra al Barcelona que intentar una cesión con opción de compra al quedarse sin jugadores que ofrecer y sin dinero en efectivo en caja. La sombra de Florentino es alargada y está a la espera del movimiento del Barcelona. Y la Juve también observa la situación expectante con la carta Dybala en sus manos.

Pero los últimos días han tenido otros protagonistas diferentes al brasileño. En las últimas horas Dembélé se lleva la palma. El francés protagonizó un nuevo acto de indisciplina al no ir a unas pruebas médicas para determinar la lesión que se había hecho en San Mamés. Por si fuera poco, se marchó de viaje con la lesión a cuestas.

El viaje de Suárez también creó sus suspicacias al irse a Tánger después de lesionarse en Bilbao, si bien el uruguayo sí pasó las pruebas médicas antes de despegar. Dos lesiones que se unen a las de Messi, que de momento sigue sin estar recuperado.

Aduriz se encargó crear las primeras dudas en el plano deportivo. El Barcelona jugó mal en Bilbao, echando de menos a Messi y dejando escapar los tres puntos en la última jugada. Valverde había acabado en falso la temporada anterior con la dura eliminación de Champions en Liverpool y perdiendo la final de Copa ante el Valencia.

Al Txingurri, que tiene muchos detractores dentro del mismo club, le salvó el presidente que no vio claro el recambio. El comienzo de esta temporada no hace sino mantener esas dudas. En este aspecto, el partido del domingo ante el Betis será vital.