El día que Valverde dijo ‘no’ al Real Madrid

 de Stefano Bentivogli  artículo leído 184 veces
Fuente: Mundo Deportivo
El día que Valverde dijo ‘no’ al Real Madrid

A finales de la temporada 2014-2015, el Real Madrid le había puesto ya la cruz a Carlo Ancelotti. El técnico italiano sucumbió al poder del Barça en el primer año de Luis Enrique en el banquillo y sin Liga ni Champions League, ambos títulos logrados por los azulgrana, no tardaron en despedirle. La primera llamada de Florentino Pérez fue a Ernesto Valverde.

El presidente blanco, convencido de su poder de seducción, creía que la negociación sería fácil. Grave error. El técnico extremeño había llegado a un preacuerdo de renovación con el Athletic y quiso ser fiel a su presidente, Josu Urrutia, y también al club de su vida, al que había entrenado durante dos etapas. Venía de jugar la Champions, de ser finalista en la Copa del Rey y de estar clasificado para la Europa League. Un proyecto que quería alargar.

Había firmado por dos temporadas y le habían propuesto seguir otras dos. Su representante, Iñaki Ibáñez, tenía sobre la mesa una oferta que saciaría a cualquier entrenador pero Valverde dijo ‘no’, asumiendo que el tren pasaba de largo pero que podría haber otros. “No es la primera vez que tengo ofertas importantes, del extranjero y de aquí”, comentó en una ocasión. El propio Urrutia confirmaba a finales de 2015 la historia de la llamada del Real Madrid que varios medios desvelaron.

La diferencia con el Real Madrid es que el Barça no esperó al último momento para contactar con el técnico. Ya sabían que Luis Enrique podía marcharse y cuando intuyeron que acabaría renunciando a la posibilidad de un cuarto año, cogieron el teléfono y le llamaron. Fue a mediados de enero y durante un largo periodo de tiempo estuvieron trabajando su incorporación. Ancelotti no continuó y le sucedió Rafa Benítez, que no tardó en ser cesado. Le sustituyó, precisamente, Zidane. Los dos técnicos se enfrentarán mañana en el Camp Nou, con el título de la Supercopa de España en juego. El destino.