El Barcelona entra en estado de depresión

07.11.2019 14:30 de Stefano Bentivogli   Ver lecturas
Fuente: Marca
El Barcelona entra en estado de depresión

El Barcelona se la volvió a pegar. La ocasión era perfecta para olvidar el pésimo partido frente al Levante que había supuesto la tercera derrota de la temporada. El Slavia, a priori, era propicio. Aunque ya le había sacado los colores al Barcelona en Praga en la segunda mitad, no dejaba de ser el rival más flojo del grupo. Y encima en el Camp Nou, fortín inexpugnable... hasta ayer.

Otro mal partido en el que el Barcelona no encontró recursos para doblegar al rival salvo en acciones aisladas. La táctica ofensiva era, como casi siempre, balón a Messi para que resuelva. Y ya se sabe que Leo no puede aparecer siempre. Hubo varios desaparecidos: Griezmann, Dembélé, De Jong, Vidal... Además, el equipo defendió mal. Olayinka les rompió una y otra vez en la primera mitad.

El Camp Nou no se quedó impasible. Hubo silbidos al juego desplegado, a Dembélé y a todo el equipo al final, hábilmente eclipsados por el himno a todo volumen. El Barcelona empieza a entrar en estado de depresión. La cara de Messi al final del partido lo decía todo. Es evidente que esto no funciona y que Valverde no encuentra soluciones. Ayer, salvo sacar a Ansu Fati y Rakitic, nada más. Si no encuentra el antídoto, esto pinta mal para el Barça por mucho que se vea líder en la clasificación.

Y uno de los temas básicos a mejorar es la conexión entre Griezmann y Leo. No acaban de encontrarse en el campo. No conectan. Si el Barça quiere ganar títulos esta temporada, necesita que estos dos jugadores se asocien. Y mucho. Ahora mismo no se entienden.