El Barça mantiene la calma antes de entrar en escena en el mercado de fichajes

19.06.2019 15:00 de Stefano Bentivogli   Vedi letture
Fuente: Marca
© foto de Matteo Gribaudi/Image Sport
El Barça mantiene la calma antes de entrar en escena en el mercado de fichajes

En la línea de los mejores culebrones veraniegos, Josep Maria Bartomeuinsiste en negar que el Barcelona se esté moviendo por Antoine Griezmann. El presidente azulgrana mantiene su línea de negar todas las informaciones que se han publicado al respecto. De hecho, desmiente las recientes declaraciones de Miguel Ángel Gil Marín, en las que aseguraba que el atacante galo lo tenía todo cerrado con el Barça desde el pasado mes de marzo.

Lo cierto es que al presidente del Barça no le queda otra más que mantener ese discurso. Todo lo que sea reconocer que han negociado con un jugador con contrato en vigor, podría meter a los catalanes en problemas legales.

Es en ese contexto en el que hay enmarcar las palabras de Bartomeu en RAC1, cuando parecía cerrar las puertas del Barça al delantero colchonero. "Lo hemos dicho siempre, no hemos hablado con él (Griezmann), no hay nada. Ya veremos cómo evoluciona el mercado estos días y semanas. Estamos haciendo una gestión lenta y segura", explicaba.

Sin embargo, todo apunta a que el fichaje del campeón del mundo por el Barcelona es una cuestión de tiempo. Básicamente, se trata de esperar a que termine este mes. A partir del 1 de julio la cláusula de rescisión de Antoine baja a 120 millones de euros y es ahí cuando los catalanes podrán pasar a la acción. Hasta entonces, la prudencia debe ser lo que marque la manera de proceder de los azulgranas, también a la hora de hacer declaraciones.

Neymar, tampoco

Otra operación que se niega categóricamente desde el Barça es la de intentar repescar a Neymar. Las recientes declaraciones del presidente del Paris Saint-Germain, Nasser Al-Khelaifi, abriéndole las puertas del club, no han afectado en los despachos de la entidad barcelonista. La postura oficial del club sigue siendo la de no traer de vuelta al paulista, al que no le perdonan la manera en que se marchó rumbo a París. Aquel verano produjo un gran desgaste para la imagen de la actual directiva, un motivo de peso para no plantearse la operación.

Además, está el tema económico. El PSG sólo dejaría salir al brasileño por una oferta que se acercara a los 222 millones de euros que ellos pagaron en su momento. Algo que no pasa por los planes de la actual Junta por mucho que el vestuario culé estuviese encantado de tener a Ney de vuelta.

Semedo no se mueve

También tienen clara en Can Barça su postura sobre la situación de Nélson Semedo. El portugués es pretendido por el Atlético de Madrid, que estaría dispuesto a hacer una importante apuesta económica por él, aunque sin perder la cabeza.

Los colchoneros pretenden obtener un buen precio por parte del Barcelona con la condición de que no remuevan demasiado el tema de que Griezmann podría tener un acuerdo cerrado con ellos desde marzo. Sin embargo, en la zona noble del Camp Nou consideran intransferible al lateral. Será cuestión de convencerle de que la próxima temporada tendrá más protagonismo.