El Barça está cansado y con baja de juego

15.04.2018 13:30 de Giusi Zaffiro Twitter:   artículo leído 200 veces
El Barça está cansado y con baja de juego

El Barça se rebeló en voz baja contra la fatalidad imponiendo su nombre en la historia de la Liga. Superó el record de 38 partidos sin perder que mantenía junto a la Real Sociedad y se catapultó hacia un título que Valverde demostró tener urgencia por ganar.

Llegados a este punto de la temporada y después del varapalo de Roma, el Barça tiene las piernas cansadas. Se nota en su falta de frescura, en la manera de defenderse sin balón, algo casi prohibido en su libro de estilo, y, por encima de todo, en la presencia intocable de una columna vertebral que nota el cansancio pero no cede puesto a unos suplentes que a cada día que pasa se saben más suplentes y a la sombra en este equipo campeón.

Busquets volvió a jugar infiltrado, por tercer partido consecutivo, dejando claro el entrenador que sin Rakitic disponible no iba a dar ninguna concesión. De la misma manera que se mantuvieron ahí la pareja de centrales Piqué-Umtiti por más que Vermaelen haya mostrado sus credenciales y siguiera, una vez más, en la suplencia Dembélé.

Apenas entraron en el once Coutinho y Paulinho en lugar de Semedo y Rakitic pero los demás jugadores fueron los mismos que sufrieron el atropello de Roma. Los roles en el vestuario azulgrana, a la vista está, son muy claros.

De hecho, se da por hecho que diez de los once jugadores que iniciaron el choque serán protagonistas en el Mundial (solo cabría dudar con Sergi Roberto) y llegados a la mitad del mes de abril a más de uno se le nota falto de frescura. En algunos casos de manera preocupante.

El Barça jugará ahora el martes en Vigo, frente al Celta, como antesala de la final de Copa contra el Sevilla y acude al plano esperar a ver qué decide el entrenador, tan ocupado en asegurar los puntos a pesar de la ventaja que disfruta el equipo que este sábado llegó a hacer un cambio (Semedo por Sergi Roberto) en tiempo añadido para arañar segundos al reloj.

Así está el Barça. Muy probable campeón pero preocupante en cuanto a su forma física.