Doble rasero blanco con el descanso del Clásico

14.11.2019 11:30 de Stefano Bentivogli   Ver lecturas
Fuente: Mundo Deportivo
Doble rasero blanco con el descanso del Clásico

El aplazamiento del Clásico FC Barcelona - Real Madrid que tenía que disputarse el 26 de octubre y que finalmente se jugará el 18 de diciembre ha traído consigo varias quejas procedentes de Madrid. Después de que el Comité de Competición de la RFEF decidiera aplazar el Clásico argumentando motivos de seguridad sin que los organismos responsables de la seguridad hubiesen indicado riesgo alguno, la nueva fecha ha generado cierto descontento en Madrid.

En la jornada previa al miércoles 18 de diciembre, el Barça se enfrentará a la Real Sociedad el sábado a las 16.00 horas mientras que el Madrid se medirá al Valencia el domingo a las 21.00 horas. Esta diferencia ha levantado las protestas en la capital, unas quejas que no se produjeron cuando el sorteo de la Supercopa de España que se disputará en Arabia Saudí deparó que el Real Madrid dispute su semifinal contra el Valencia un día antes de que Barça y Atlético se midan en la primera semifinal. En el caso que los hombres de Zinedine Zidane logren vencer al Valencia y se clasifiquen para la final de la Supercopa, dispondrán de un día más de descanso para disputar un partido que decidirá un título, menor, pero al fin y al cabo un título.

No es la primera ocasión, la de la Supercopa, que el Real Madrid resulta favorecido por la fortuna de los sorteos y el calendario. En el calendario liguero de los últimos años coincidió la fase decisiva de la Champions con desplazamientos cercanos para el Madrid como Getafe, Leganés, Rayo Vallecano o el propio Atlético de Madrid.

El año pasado, un día más

Si echamos la vista atrás, no parece que el descanso sea una garantía de éxito. Por lo menos el curso pasado los blancos tuvieron un día más de descanso que el Barça antes del Clásico de Liga en el Camp Nou. El Madrid jugó el martes en casa ante el Viktoria Plzn mientras que el Barça jugó el miércoles contra el Inter de Milán. El resultado fue de 5-1 para los de Valverde en un partido en el que no jugó Leo Messi.