Dembélé, año cero

 de Giusi Zaffiro Twitter:   artículo leído 243 veces
Fuente: Marca
Dembélé, año cero

Por suerte o por desgracia, el Barcelona no esperaba a Ousmane Dembélé como agua de mayo. El equipo azulgrana es líder en solitario de LaLiga, finalista de la Copa del Rey y ha sobrevivido sin el extremo francés, que aterrizó en verano por 105 millones fijos procedente del Borussia Dortmund. Fue el consuelo que Josep Maria Bartomeu y su Junta encontraron en el mercado para compensar la salida de Neymar. Si bien Robert Fernández, gran conocedor del fútbol galo, lo tenía controlado desde hacía varios años, la compra se ejecutó en plena inflación, en un escenario de urgencia y con el futbolista declarado en rebeldía para cambiar de aires.

Su regreso después de la primera lesión

Dembélé llegaba para ser titular al lado de Messi y Suárez. Sin embargo, las lesiones musculares, con las que nunca había tenido contacto en su corta carrera, se lo han impedido hasta el punto de estar más tiempo de baja que disponible (294 minutos oficiales). Anteayer reapareció contra el Getafe casi un mes después de sufrir la segunda dolencia del curso (la primera le llevó al quirófano y le tuvo casi cuatro meses fuera). Valverde le dio media hora para sumar desborde a un equipo sin chispa, pero su fútbol no fue concluyente. Perdió la friolera de 13 balones en menos de medio tiempo. Necesita la pretemporada que no hizo.

Umtiti, el principal apoyo de Dembélé en el vestuario

Trabajo personalizado

En el club no hay alarma con el retraso en la adaptación de Ousmane. "El equipo está hecho, así que nos podemos permitir que vaya entrando poco a poco", celebran en la ciudad deportiva azulgrana, donde redoblan esfuerzos para tutelar la carrera de un futbolista tan cargado de talento como carente de rutinas profesionales. Los técnicos quieren que no se presione más de la cuenta y conozca mejor sus límites y defectos. Ningún detalle es baladí con Dembélé, que no tiene familia cercana en su día a día, asiste a los entrenamientos con chófer, y cuenta con Umtiti como principal apoyo en el plantilla.

El 'Mosquito' costó un dineral, pero al final, dentro de un vestuario con Messi, Suárez o Piqué, las cifras importan mucho menos que las horas de vuelo. Y Ousmane cumplirá 21 años en mayo. Paciencia.