De Ligt, decisión final

22.05.2019 12:45 de Giusi Zaffiro Twitter:    Vedi letture
Fuente: Sport.es
© foto de Imago/Image Sport
De Ligt, decisión final

En el Barça esperaban que ésta fuera la semana De Ligt. El jugador, en varias conversaciones previas, les había asegurado que quería definir su futuro antes de incorporarse a la concentración de la selección holandesa y había cierta esperanza con la resolución.

El club blaugrana ya no esconde que la negociación se ha complicado mucho por las multimillonarias ofertas que ha recibido y el tema está absolutamente descontrolado. Puede pasar de todo, pero el club blaugrana sigue jugando sus bazas deseando que el futbolista se decida por su proyecto deportivo.

ESTRATEGIA DE LIGT

El Barça tiene muy claro que el error no fue firmar a De Ligt durante el mes de abril, pero la realidad es que no hubo posibilidad. El holandés confirmó su deseo de jugar en el Camp Nou y su determinación por vestir de blaugrana, pero la estrategia del central y su representante, Mino Raiola, ha sido de manual.

Fueron retrasando cualquier rubrica al mismo tiempo que el jugador se revalorizaba en la Champions y comunicaron al Barça, en su debido momento, que las cantidades de la ficha del futbolista debían subir porque la situación había variado.

Jugaban sobre seguro y la partida, sin duda, le acabará saliendo mejor que a De Jong. El centrocampista sí firmó en enero cuando nadie pensaba que el Ajax iba a ser el equipo revelación en Europa.

El Barça ha intentado convencer, de nuevo, al futbolista dejándole claro que será un jugador franquicia de presente y futuro. De hecho, De Ligt no tiene dudas de su protagonismo en el proyecto barcelonista, pero en este tiempo ha recibido propuestas económicas muy tentadoras (algunas casi doblan lo que le está proponiendo el Barça en estos momentos).

Ante esta nueva situación, el jugador siempre ha dejado clara su preferencia por fichar por el Barça pero esperaba un gesto final del club blaugrana para acabar de rematar su incorporación. Evidentemente, este gesto final era una subida en las condiciones económicas que se hablaron en el mes de abril.

El club blaugrana ha analizado por activa y por pasiva la operación De Ligt y, finalmente, se decidió no pagar un precio fuera de mercado. En los últimos días, el Barça ya le ha comunicado al entorno del jugador que no se moverá de su postura económica, salvo en algunos detalles, y que espera que el futbolista se decida por fichar.

No es cierto que el principal escollo sea la comisión del agente, Mino Raiola, tal y como explican en el Barça. Es evidente que su comisión sube si la ficha del jugador es más alta, pero Raiola solo está luchando para que De Ligt tenga el mejor contrato posible, sea en el Barça o en cualquier otro equipo.

Las relaciones con el agente del jugador son fluidas, aunque sí se reconoce que es un agente muy duro en las negociaciones. Raiola está convencido de que el Barça puede hacer un esfuerzo final y está tensando la cuerda hasta el límite.

Habrá que ver cuál es la decisión final cuando ya tengan claro que el Barça no está dispuesto a entrar en esta subasta de precios.

Por el momento, De Ligt no ha querido confirmar ni desmentir nada. Esta situación no es nada fácil para él, ya que se veía en el Barça. En el vestuario, incluso, se había mostrado esperanzado por alcanzar un acuerdo si el Barça subía sus pretensiones y, ahora, no lo tiene nada claro.  El central deberá decidir si acepta una oferta económica más alta o se decanta por jugar en un club como el Barça junto a De Jong.

El presidente blaugrana, Josep Maria Bartomeu, consideraba a De Ligt como fichaje estratégico. Por este motivo ha realizado gestiones personales para avanzar en la negociación.

Por ahora ha dado órdenes de mover ni un ápice la oferta económica, pero habrá que ver si cede dependiendo de lo que suceda en la final de Copa. De Ligt se irá con su selección meditando su decisión. El optimismo no es muy alto, pero puede pasar de todo.