Cuatro virtudes de jugar, de vez en cuando, sin Messi

13.03.2018 10:15 de Giusi Zaffiro Twitter:   artículo leído 87 veces
Fuente: Mundo Deportivo
Cuatro virtudes de jugar, de vez en cuando, sin Messi

Por primera vez en la Liga, Valverde jugó sin Messi. El nacimiento de su tercer hijo propició que, en Málaga, viésemos un Barça distinto. Así, el invento que se produjo en casa del colista, provocó cuatro fenómenos que merecen un subrayado.

1) A falta de Messi, juegan todos los buenos. Ni una sola rotación más por parte de Valverde.

2) A falta de Messi, el equipo salió al campo con un plus de concentración. Sin el mejor del mundo ellos debían resolver la papeleta. Y más cuando la indolencia en Las Palmas terminó por complicar el partido y la Liga.

3) A falta de Messi, los jugadores están liberados para pasar el balón a cualquier compañero. En demasiadas ocasiones esta temporada hemos percibido como, en lugar del pase fácil o del más lógico, buscan siempre a Leo obsesivamente.

4) A falta de Messi, algunos jugadores sacaron a lucir su mejor talento. No jugaron con la autopresión de querer estar al nivel del mejor de todos los tiempos. ¿Consecuencia de todo ello? El Barça había sentenciado el partido en menos de media hora. Luego se autoexpulsó Samuel y ahí, como una lección más de Messi, el equipo auto-reguló sus esfuerzos pensando ya en el Chelsea. Dicho esto: ¡que juegue siempre!