Con Messi es muy fácil: menos preocuparse y más ocuparse

15.03.2019 21:30 de Giusi Zaffiro Twitter:    Vedi letture
Con Messi es muy fácil: menos preocuparse y más ocuparse

¿Qué será del Barça después de Messi? Es la pregunta que, por activa, pasiva y perifrástica, se hace el personal, desasosegado por el miedo que venden los medios de (in)comunicación. Así que, espoleado por el miedo al vacío y por justificarse ante los socios, Bartomeu lleva ya demasiado tiempo llenándose la boca con la construcción del Barça del futuro, sin Messi. En realidad, lo que debería ocuparle es que el equipo pueda responer la gran pregunta que se hace el socio: cómo es posible que dominando con puño de hierro en España, tener al mejor no haya servido para imponer su ley en Europa. Bartomeu es un entusiasta en el arte de salir al cruce con el Barça post-Messi. Previsión, dice. Planificación, explica. No es nueva la cantinela presidencial sobre cómo afrontar la vida sin Messi. Es obligación del presidente construir el Barça del futuro pero ¿qué hay del Barça actual, tiene el mejor equipo que Messi puede tener? Vayamos al grano.

Incluidos De Jong y Emerson, contrataciones de la próxima temporada, el FC Barcelona se ha gastado 750 “kilos” en fichajes, teniendo a Messi. Una inversión descomunal pero ¿han servido para potenciar al equipo realmente o el peso del Barça lo siguen llevando Lionel y los mismos de siempre? Hasta la fecha, Ter Stegen, Alba, Piqué, Busquets, Rakitic y Suárezhan sido la columna vertebral que ha arropado a Messi. De eso, hace años. Y casi todo lo que ha venido, no ha mejorado lo que ya había. Arthur tiene una pinta sensacional, sí. Y Ousmane, si le respetan las lesiones y termina siendo Dembélé y no Duermebé – copyright Santi Giménez-, también puede tener un gran futuro.

Sin embargo, desde la temporada 205-16 hasta la actualidad, el Barcelona ha contratado un total de 25 jugadores, sin incluir canteranos y cedidos. Altas que han costado una fortuna y que, lejos de potenciar el núcleo duro del equipo, lo han debilitado. Los años pasan. Pero no solo para Messi, sino para todos. Al Barça han venido estos años, al margen de De Jong y Emerson, los últimos en llegar, estos futbolistas: Arda Turan, Aleix Vidal, Denis Suárez, Halilovic, Cillesen, Umtiti, Digne, André Gomes, Paco Alcácer, Paulinho, Marlon, Yerry Mina, Deulofeu, Semedo, Dembélé, Coutinho, Arthur, Lenglet, Arturo Vidal, Malcom, Todibo, Murillo y Boateng.

En total, 25 fichajes: De esos, ya no pertenecen al club 9 futbolistas: Arda, Aleix, Halilovic, Denis, Paco Alcácer, Paulinho, Marlon, Mina y Gerard Deulofeu. Otros 2- De Jong y Emerson-, aún no se han incorporado, otros 2 ocupan un rol residual – Murillo y Boateng-, otro es un portero suplente – Cillesen-, otros 3 no son titulares indiscutibles – Vidal, Semedo y Coutinho-, otro no ha debutado – Todibo- y otro, antes titular – Umtiti-, ahora tiene un serio problema en la rodilla. En suma, el Barcelona sólo tiene tres activos vigentes, cualificados y de rendimiento óptimo: Arthur, Dembélé y Lenglet. Ese es el panorama 750 millones de euros después. Para ese viaje no hacían falta esas alforjas. Para todo lo demás, Messi.

La cruda realidad del equipo es que, durante cuatro años, con honrosas excepciones, los que han dado soporte a Messi, por actitud y aptitud, son los mismos del último lustro: Ter Stegen, Alba, Piqué, Busquets, Rakitic y Suárez. Ellos, tras el adiós progresivo de los Puyol, Xavi e Iniesta, han mantenido de pie la estructura, estilo y gen ganador de un equipo que sigue viviendo de la personalidad de ese núcleo duro del vestuario, con un mérito brutal. Está bien que Bartomeu se llene la boca de decir todo lo que va a hacer para cuando Messi no esté, pero sería mejor que potencie al equipo ahora que Messi y sus compañeros realmente lo necesitan. ¿Por qué en lugar de preocuparse de qué pasará cuando no esté Messi no se ocupan de rodearle de los mejores juagdores que haya en el mercado para gane aún más títulos? ¿Por qué en vez de poner el acento en una vidan sin Messi no se ocupan en disfrutar a Messi arropándole con los mejores? Moraleja en azulgrana: menos preocupase y más ocuparse.