Cielo e infierno para los blaugrana Umtiti y Dembélé en el Mundial

11.07.2018 17:00 de Giusi Zaffiro Twitter:   artículo leído 198 veces
Fuente: Sport.es
© foto de Imago/Image Sport
Cielo e infierno para los blaugrana Umtiti y Dembélé en el Mundial

Mientras otras potencias como Brasil, Alemania, Argentina o la mismísima España purgan sus pecados con unas tempraneras y traumáticas vacaciones, Francia sigue dando muestras de solidez y ya espera rival en la gran final del Mundial.

Tras dejar en la cuneta a Argentina en un encuentro en el que fue de menos a más (4-3), los 'bleus' no han recibido goles ni en cuartos de final frente a Uruguay en Nizhni Novgorod (2-0) ni tampoco este martes en San Petersburgo frente a Bélgica en semifinales (1-0).

Titular como jugador en el único título mundialista francés en París en 1998, Didier Deschamps ha sabido combinar a la perfección el juego de contención de los pivotes Ngolo Kanté y Paul Pobga (excepcional torneo de ambos) con la 'magia' de Kylian Mbappé arriba.

CARA PARA UMTITI

En cuanto a los dos azulgranas que forman parte de la selección francesa, la realidad es bien diferente para ambos. Mientras que Samuel Umtiti está tocando el cielo, Ousmane Dembélé parece haber caído a los infiernos o, al menos, al purgatorio.

Pese a estar disputando en Mundial con unos molestos problemas en la rodilla izquierda que se agravaron con un golpe que recibió frente a Uruguay, Umtiti está formando una sensacional pareja en el eje de la zaga junto al madridista Raphaël Varane (otro jugadorazo).

Esos problemas motivaron que Deschamps diese descanso al francocamerúnes en el tercer partido del Grupo C frente a Dinamarca y ello le ha permitido rendir al máximo en las tres eliminatorias.

GOLAZO PESE A LAS MOLESTIAS

De hecho, ha disputado los otros cinco encuentros completos; es decir, 450 minutos. Umtiti está destacando por su buen juego aéreo y por su acierto a la hora de combinar con el incansable dúo Kanté-Pogba en la salida del balón.

Sin embargo, su gran noche llegó este martes con un tanto que ha permitido a la selección francesa acceder a la tercera final mundialista de la historia.

A los 61 minutos y con 0-0 en el marcador, Samuel Umtiti emergió en el primer palo para adelantarse al belga Marouane Fellaini pese a ser 12 centímetros más bajo y cabecear al fondo de las mallas un córner lanzado por Griezmann.

Por tanto, de la mano del azulgrana los 'bleus' se situaron a un solo encuentro de alzar el preciado título universal por segunda vez. Para ello, deberán superar este domingo a Inglaterra o a Croacia en el Luzhniki moscovita.

CRUZ PARA DEMBÉLÉ

Si todo son alegrías para Umtiti, la situación es muy diferente en el caso de Ousmane Dembélé, un futbolista por el que el Barça enloqueció después de perder a Neymar y por el que pagó ¡105 millones de euros fijos y 40 variables! al Borussia Dortumnd en el verano de 2016.

Dembélé afrontaba el torneo con opciones de pelear por la titularidad con Blaise Matuidi (el mejor situado) y con Nabil Fekir, pero sus actuaciones no han pasado de ser un continuo quiero y no puedo.

El normando jugó de inicio en el 'estreno' francés en el Grupo C frente a Australia y fue sustituido por Fekir en el 70' sin  aportar prácticamente nada a su equipo.

OPORTUNIDADES PERDIDAS

Después, entró por el goleador Mbappé ante Perú a los 75 minutos y ni siquiera ofreció desborde. No obstante, Deschamps le dio una última oportunidad en el simulacro de partido frente a Dinamarca (0-0) y el azulgrana dejó su puesto a Mbappé en el 78' tras un cúmulo de intentos en los que el balón parecía más un conejo en sus pies.

El caso es que Ousmane Dembélé no ha aparecido más en el equipo y ha seguido desde el banquillo los encuentros victoriosos frente a Argentina en octavos, Uruguay en cuartos y Bélgica en semifinales. Y todo apunta a que tampoco participará en la final.

A ello hay que añadir las declaraciones de Deschamps hacia el azulgrana en una entrevista antigua que han vuelto a aparecer en pleno Mundial en las que criticaba al azulgrana por cómo gestionó su fichaje por el FC Barcelona.

Ahora, mientras el Barça contempla posibles salidas para uno de los fichajes más ruinosos de la historia de la entidad (al menos hasta la fecha), Dembélé trata de mantener la concentración para el partido más importante de su carrera.

'PASAN' DE LOS MEDIOS CATALANES

Por cierto, que llama la atención el pasotismo total de Dembelé y de Umtiti con la prensa española y, sobre todo, catalana. Como si se les debiese dinero, vamos.

Si este martes la cantidad de periodistas franceses complicaba mucho esta posibilidad, no es de recibo que ambos se negasen a contestar al menos una pregunta a dos periodistas catalanes tras los cuartos de final en Nizhni Nogvorod.

¿Están muy enfadados con alguien por algo? ¿O es que acaso no tienen que agradecer al FC Barcelona que les haya dado la posibilidad de disputar un Mundial?

En su descargo, admitir que Umtiti y Dembélé han pasado bastante de largo de los periodistas franceses en las zonas mixtas, nada que ver con jugadores mucho más profesionales en este sentido como el propio Mbappé, Pogba, Lloris, Giroud o el madridista Varane.