Cara y cruz para Valverde

09.02.2019 21:00 de Stefano Bentivogli   Vedi letture
Fuente: Marca
Cara y cruz para Valverde

Las alegrías no son completas en Can Barça. Aunque el día de ayer empezaba con buenas noticias para los culés, con las imágenes de Samuel Umtitihaciendo parte del entrenamiento con el resto de sus compañeros, a mediodía llegaba el comunicado con la lesión de Arthur Melo. El brasileño, que estaba siendo uno de los mejores jugadores azulgranas en este tramo de la temporada, estará de baja entre tres y cuatro semanas a causa de una lesión en el bíceps femoral de su pierna derecha.

Esto le descarta del encuentro de ida de Liga de Campeones, frente al Olympique de Lyon, y le pone muy complicada su participación en el Clásico de vuelta de Copa del Rey, el próximo día 27 de febrero en el Santiago Bernabéu

Sube la competencia

Dejando de la lado la baja de Arthur Melo, lo que está claro es que la pelea por tener un puesto en el once titular se está recrudeciendo. Llega el momento más importante de la temporada, los meses en los que se deciden los grandes títulos, y Ernesto Valverde nada en la abundancia. Salvo contadas excepciones, dispone de alternativas en todos sus puestos y hay algunas zonas del campo en las que la titularidad está especialmente cara.

La vuelta de Umtiti tendrá consecuencias en la zaga, una zona en la que el Barcelona dispone de muchos efectivos. Ante la posibilidad de que el francés no termine de recuperarse del todo para esta temporada, el club se movió en el mercado invernal y fichó a dos defensas como Murillo y Todibo. El primero, que está teniendo pocas oportunidades hasta la fecha, podría ver cómo su rol en el equipo pasa a ser incluso menos importante si Big Sam recupera su nivel.

Algo parecido pasa en el lateral diestro, zona en la que puede actuar Todibo y por la que ahora mismo mantienen un pulso Sergi Roberto y Semedo. El luso lleva varios partidos a un gran nivel y ahora mismo no está claro quién debe ser el titular en la banda derecha. Además, el portugués cuenta con la ventaja de que puede jugar como lateral izquierdo, puesto para el que Jordi Alba no cuenta con recambio en el primer equipo.

En el centro del campo, la lesión de Arthur dará cabida a nuevas alternativas. El brasileño estaba siendo de los mejores del equipo en este tramo de la temporada, pero tendrá que parar de manera obligatoria. Con Busquets y Rakitic prácticamente como intocables en el once, habrá pelea por esa vacante. Arturo Vidal parte con ventaja, pero Aleñá e incluso Coutinho aspiran a ese sitio.

Y es que Coutinho ya le ve las orejas al lobo, puesto que Ousmane Dembélé está recuperado de su lesión y todo apunta a que recuperará su puesto en el tridente. Sin embargo, ha entrado otro elemento en la ecuación con la que apenas se contaba hasta ahora: Malcom. El brasileño se reivindicó con su actuación en el pasado Clásico y Ernesto Valverde podría empezar a tenerlo más en cuenta.