Can Barça vuelve a ser Disneylandia

18.04.2019 21:45 de Giusi Zaffiro Twitter:    Vedi letture
Fuente: Marca
Can Barça vuelve a ser Disneylandia

Si hay una verdad absoluta en el fútbol, es la que dice que esto es una cuestión de ciclos. Nadie está eternamente arriba (ni abajo). Todos tienen su momento de gloria y sus horas bajas. El Barça se encuentra ahora mismo en un momento de los buenos, de esos que uno nunca quiere que se acabe. El barcelonismo ha decretado el Estado de Felicidad. Le sobran motivos para ellos. Haberse clasificado para unas semis de Champions cuatro años después y seguir aspirando a ganar todos los títulos, son algunos de ellos. Aquí los explicamos.

Regreso a 2015

El barcelonismo vive ahora mismo un déjà vu. Ha cogido el DeLorean y se ha trasladado a la primavera de 2015. Tiempos felices en los que, como ahora, se miraba el futuro con optimismo. Las sensaciones dentro del vestuario son parecidas a aquellas, aunque públicamente no se quiera ni hablar del tema. Hay cierto aroma a temporadón en el ambiente, pero el mensaje público es de cautela.

Hay un tridente... o dos

Como en los viejos tiempos, aquellos en los que el Barça arrasaba en Europa, el equipo azulgrana dispone de un tridente temible en punta de ataque. De hecho, dispone de dos. Messi y Suárez tienen el puesto garantizado. La duda está en el tercer hombre, que se alterna entre Dembélé y Coutinho. Entre los cuatro llevan 93 goles -45 de Messi, 23 de Luis Suárez, 14 de Dembélé y 11 de Coutinho-.

El Rey Leo

La Pulga está rindiendo a un altísimo nivel, como acostumbra, pero es que este año también está apareciendo en las grandes citas europeas. Sin él, no podríamos hablar de un Barça con opciones de ganarlo todo. Va disparado a por su sexta Bota de Oro... y su sexto Balón de Oro.

El sueño del tercer triplete

A día de hoy el Barça es el único equipo del fútbol español que ha conseguido el triplete. No sólo eso, sino que lo ha conquistado en dos ocasiones. Los culés tienen la posibilidad de seguir escribiendo con mayúsculas su nombre en la historia de nuestro fútbol. Aspiran a ganar la triple corona por tercera vez.

Dominio en Liga

El Barcelona ha sido un rodillo en Liga. A pesar de que ha tenido más pinchazos que el curso pasado, el equipo de Ernesto Valverde ha sido el más fiable del campeonato con mucha diferencia sobre el resto. Es sólo cuestión de tiempo que se proclame campeón del campeonato doméstico.

Escudero Suárez

Una de las claves para el temporadón que el Barça firmó en el curso 14-15 fue el gran nivel que ofreció Luis Suárez. Este año no lleva tantos goles como en aquella temporada, pero está apareciendo para resolver partidos decisivos. Sobre todo aquellos en los que Messi no ha estado fino.

Tranquilidad institucional

A nivel de despachos, el Barcelona es ahora mismo una balsa de aceite. No hay ruido de fondo, como en otros años, con problemas en los juzgados, fuga de jugadores o cosas así. La figura de Bartomeu parece estar fuera de duda a día de hoy. Además, da la impresión de que el club está haciendo las cosas bien en el mercado, moviendo ficha pronto por jugadores como De Jong... ¿y de Ligt?

Una portería más que cubierta

Como en la temporada del último triplete, el Barça tiene dos pedazo de porteros en la plantilla. En el primer año de Luis Enrique, la dupla la formaban Bravo y Ter Stegen. Ahora, el alemán y Jasper Cillessen.

La temporada del Real Madrid

Un año más, la teoría de los vasos comunicantes se ve avalada. Que al Real Madrid le vayan mal las cosas, automáticamente facilita la vida de los culés, la hace mucho más agradable. Los blancos están firmando una temporada desastrosa. Vapuleados en Liga, apeados de la Champions, su competición fetiche, y eliminados de la Copa por el propio Barça. Todo eso ha sido celebrado por muchos culés.

... y la de Cristiano Ronaldo

La principal amenaza para la conquista de la Champions por parte del Barça y para la reconquista del Balón de Oro por parte de Messi era Cristiano Ronaldo. El portugués cayó eliminado de la Champions ayer, con lo que está fuera de la ecuación. Pista libre para el Barça y Leo.