Barça, un líder con pies de barro

08.11.2019 12:00 de Stefano Bentivogli   Ver lecturas
Fuente: AS
© foto de Antonello Sammarco/Image Sport
Barça, un líder con pies de barro

La debilidad del Barcelona de Valverde esta temporada es incontestable. Pese atesorar el liderato en LaLiga, empatado a 22 puntos con el Real Madrid y la Real Sociedad, la verdad es que la imagen de fragilidad e inconsistencia del equipo no invitan precisamente al optimismo. Y menos si comparamos el rendimiento de este Barcelona respecto a las dos últimas temporadas.

En la primera campaña de Valverde al frente del Barcelona, temporada 2017/18, el equipo blaugrana fue capaz de acabar el campeonato perdiendo únicamente un encuentro y cuando ya se había proclamado campeón: Levante (5-4). En la siguiente campaña acumuló un total de tres derrotas en LaLiga: Leganés (2-1), Betis (3-4) y Celta (2-0). En esta, pese a llevar sólo once jornadas disputadas, el conjunto barcelonista ya ha perdido tres partidos: Athletic de Bilbao (1-0), Granada (2-0) y Levante (3-1).

Antes de empezar este curso, el promedio de derrotas de Valverde en LaLiga era de cuatro en 76 encuentros, es decir, únicamente un 5%. Esta temporada, con tres derrotas en once jornadas, el promedio de derrotas se ha disparado hasta un 27%. Así pues, hablando en términos estadísticos, esta campaña pierde un 22% más de encuentros que en las anteriores dos campañas. Una cifra que arroja claramente la fragilidad de este equipo en el marcador.

Pero aparte de los resultados, lo más preocupante está siendo la pésima imagen del equipo. Sin ideas, sin capacidad de reacción, sin automatismos y sin orgullo propio, el Barcelona de Valverde ha ido dejando un poso de decepción incluso en victorias como ante el Sevilla(4-0) y el Slavia en Praga (1-2), donde estuvo a merced del rival durante muchas fases del encuentro.

Si el Barcelona suma una nueva derrota en LaLiga habrá superado el listón que mantenía hasta ahora Valverde, que como hemos visto está situado en tres. El problema, que a nadie se le escapa, es que parece muy difícil que el equipo consiga cerrar el grifo de las derrotas en las 27 jornadas que restan.