Alarma Umtiti: peligro de quirófano

11.10.2018 17:45 de Giusi Zaffiro Twitter:   artículo leído 151 veces
Fuente: Sport
Alarma Umtiti: peligro de quirófano

En el FC Barcelona siguen con especial atención la evolución de Samuel Umtiti, de baja desde el partido de Liga contra el Leganés por "unas molestias en la rodilla izquierda", según el comunicado oficial emitido en su momento. La evolución del internacional galo, por ahora, no es tan positiva como se esperaba y los técnicos empiezan a plantearse seriamente la posibilidad de que no podrán contar con él hasta 2019.

Umtiti arrastraba estas molestias desde hacía tiempo, pero fue a finales de septiembre, en la previa del duelo liguero contra el Athletic Club, cuando se conoció que Samuel había decidido afrontar de lleno el problema.

Para superar esta dolencia, que afecta al cartílago de la rodilla izquierda, se plantearon dos opciones. La más radical era pasar por el quirófano. La más conservadora, que es por la que se optó, era seguir un tratamiento para regenerar el cartílago.

El precio de esta nueva lesión fue que Umtiti no disputó los partidos contra el Athletic, el Valencia y el Tottenham, ni entrar en la convocatoria de Didier Deschamps para los partidos de Francia del actual parón de selecciones.

VERSIONES DIFERENTES

La respuesta de Umtiti al tratamiento no está siendo tan efectiva como se esperaba. Si bien desde el Barça se mantiene la discreción, desde Francia aseguran que la gravedad de la lesión es menor y no urge que pase por el quirófano, una opción que algunos medios de comunicación manejan en los últimos días.

La apuesta por seguir con el tratamiento conservador implica que, de mantener la misma evolución, Umtiti tampoco estará en condiciones de participar en los próximos tres compromisos del Barça: nada menos que Sevilla, Inter de Milán y Real Madrid.

La esperanza es que durante este margen de tiempo, hasta el 28 de octubre, Samuel Umtiti experimente una mejoría. Pero si no existe esa evolución será necesario replantearse la situación y contemplar, definitivamente, la opción más agresiva: pasar por el quirófano y solucionar la lesión con una artroscopia. Eso supondría que Ernesto Valverde perdería al central francés hasta principios de 2019.