Adiós al Clásico del Clásico, Messi-CR7

11.07.2018 13:30 de Giusi Zaffiro Twitter:   artículo leído 184 veces
Fuente: Mundo Deportivo
Adiós al Clásico del Clásico, Messi-CR7

El 10 de julio de 2018 pone fecha de clausura al mayor duelo individual de la historia de la Liga. Probablemente, sólo lo que representaron en la década de los 50 del pasado siglo las figuras de Ladislao Kubala y Alfredo di Stéfano como faros de Barça y Real Madrid pueda equipararse, salvando las distancias temporales, a lo que durante los últimos nueve años ha supuesto para el fútbol español el pulso Leo Messi y Cristiano Ronaldo. Ni siquiera la Premier League, con todo su potencial económico y mediático, ha podido eclipsar el interés universal del Clásico con estos dos animales competitivos de iconos.

El delantero portugués cerró ayer su traspaso a la Juventus. Vestido de blanco, deja tras de sí más goles que partidos (450 en 438), lo que ya es decir mucho, pero sobre todo se recordará su lucha obsesiva por sentirse el número uno, objetivo para el que ha dedicado su vida, su profesión y sus declaraciones, siempre con su polo opuesto azulgrana de referencia ineludible incluso para él, sin que Messi haya entrado nunca en sus desafíos dialécticos.

Hasta los culés más acérrimos le reconocerán a Cristiano un egocentrismo hiperproductivo que le ha ido de maravilla al Real Madrid para soportar la ‘era Messi’. En contrapartida, los incondicionales merengues, con CR7 en Turín, ya pueden decir abiertamente que el mejor futbolista que han visto se llama Messi aunque juegue en el Barça.

Precisamente, Cristiano Ronaldo llegó al Real Madrid en 2009 como antídoto de Messi, un antídoto que preparó el ex presidente Ramón Calderón y que aceptó subsidiariamente Florentino Pérez al iniciar su segunda etapa en el palco del Bernabéu. Su crack de autor era, no lo olvidemos, Kaká. Quizás el escaso entusiasmo del presidente hacia CR7se debiera a que venía de perder la única final de Champions que hasta ahora le ha enfrentado a Messi, la de 2009, con gol y triunfo del argentino del Barça al ManU de CR7.

La coexistencia de CR7 y Messi en la Liga se ha saldado clarísimamente a favor del ‘10’ azulgrana, con seis alirones desde 2009 por dos de Cristiano, con más goles del culé (329 en 309 encuentros) que del merengue (311 en 292). También el balance global de títulos -24 por 16- está a favor de Messi, aunque el ‘rush’ final de la carrera de Cristiano en el Madrid, con esas tres Champions seguidas, haya reparado en mucho lo que se le reprochó en sus primeros seis años blancos: que su maná de goles no servía para ganar títulos.

A medida que cumplía años, CR7 comprendió que su colección de Balones de Oro dependía de lo que hiciera en Europa. Ahí, hasta empatar a cinco con Messi en el trofeo de France Football, se volcó los últimas temporadas, dosificando esfuerzos para los cruces de Champions. La única vez que se vieron las caras en el gran torneo con Barça y Madrid se lo llevó otra vez Messi, en la semifinal de 2011: Leo marcó dos golazos en el Bernabéu.

Ahora, CR7 se va a Italia. Sólo Europa puede rescatar el mano a mano conMessi. Se acabaron las promociones del Clásico de la Liga con las caras del argentino y el portugués. Javier Tebas llora en un rincón.