Abel Ruiz, el ahijado de Villa

14.05.2019 17:30 de Giusi Zaffiro Twitter:    Vedi letture
Fuente: AS
Abel Ruiz, el ahijado de Villa

Después de una temporada en la que no todo ha sido un camino de rosas, Abel Ruiz (28-1-2000) cumplió un sueño con su debut oficial con el Barça. El abrazo de Jordi Alba antes de que apareciese en el terreno de juego habla del buen recibimiento que ha tenido en uno de los vestuarios más poderosos del mundo. Es la recompensa a un trabajo que empezó en 2012 cuando abandonó su pueblo, Almussafes, para aterrizar a La Masia. Muy unido a su familia, su madre y sus hermanos le pudieron acompañar en la aventura. No así su padre, trabajador de una empresa filial de Ford en Valencia, que continúa allí, que va y viene y ve con orgullo el crecimiento de su hijo y ahora, su debut con el Barça.

Obsesionado con el fútbol, para el que vive las 24 horas, Abel ha encontrado el mejor mentor posible. David Villa, leyenda del fútbol español y ex jugador del Barça, le apadrinó hace años. Villa y Abel comparten agencia de representación, VII Sports. Hace poco tiempo comieron juntos en Barcelona. Abel, que veía a jugar a Villa cuando era un crío en Valencia y también en Barcelona (el asturiano estuvo hasta el verano de 2013 en la Ciudad Condal), escucha los consejos del actual jugador del Vissel Kobe. Curiosamente, podrían verse el próximo 27 de julio en el amistoso que se jugará en Japón...

Máximo goleador en la historia de la selección Sub-17, ahora es fijo en la Sub-19, donde cuenta con la confianza de Santi Denia y donde le encanta encontrarse con Ferran Torres y Víctor Chust, los chicos con los que creció y cuyos destinos se separaron en el triángulo Valencia-Madrid-Barcelona. Renovado por el Barça el verano pasado, renunció ofertas de España, Inglaterra e Italia por cumplir el sueño del domingo. Con 100 millones de cláusula, la prueba de que la apuesta del Barça es seria como le ha transmitido en su entorno, tiene el reto más difícil para un canterano: triunfar como delantero centro, algo nunca visto hace muchísimos años en Barcelona. Nada mejor que los consejos de su padrino Villa para hacerlo posible.