Simeone quiere a un crack en la agenda del Barça como relevo de Griezmann

18.05.2019 12:30 de Stefano Bentivogli   Vedi letture
Fuente: Don Balon
© foto de Insidefoto/Image Sport
Simeone quiere a un crack en la agenda del Barça como relevo de Griezmann

En el Atlético de Madrid se trabaja en encontrar un relevo para Antoine Griezmann, una vez ha comunicado su deseo de salir del club y ya se conoce que acabará en el Barça a cambio de 120 millones de euros.

Fichar a un recambio de garantías no será nada sencillo. Y es que pocos jugadores hay en el Mundo con la calidad y la determinación del ex de la Real Sociedad. Y mucho menos, a ese precio. 

Y ya más complicado es que sus clubes dejen salir a esos cracks, si es que quieren jugar bajo las órdenes de Diego Pablo Simeone, cuyo futbol rácano y ultradefensivo no gusta a mucha gente. Para colmo, en el Manzanares tampoco pueden prometer títulos.

Con esta ecuación, parece prácticamente imposible pensar que el cuadro colchonero sea capaz de reclutar a un galáctico que cubra el hueco que dejará vacante el ‘7’. Pero el ‘Cholo’ tiene un plan, con nombre y apellidos.

Y ese es Alexandre Lacazzette, compatriota de Griezmann. El galo ha protagonizado una gran campaña en el Arsenal, siendo, junto a Pierre-Emerick Aubameyang, las grandes estrellas del combinado de Londres.

19 goles y 13 asistencias suma el ex del Olympique de Lyon. Ni que decir que no será ni sencillo ni barato sacarlo del Emirates Stadium, que no quieren perder a un jugador intocable para Unai Emery y por el que pagaron 53 millones de euros hace apenas dos años.

Sin embargo, en el Atleti juegan todo a una carta. Y es que, en caso de que la escuadra ‘gunner’ no sea capaz de ganar la Europa League ante el Chelsea, se quedarían sin disputar la Champions el año que viene, después de quedar quintos en Premier.

Por tanto, el propio Lacazzette podría presionar para salir y el Arsenal no tendría más remedio que traspasarle para equilibrar sus cuentas, pues es prioritario jugar la máxima competición continental para no perder ingresos y crear un balance negativo en las cuentas.

Su contratación costaría cerca de 75 ‘kilos’.