En las últimas semanas, y a pesar del espectacular impacto de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, la secretaría técnica azulgrana ha ido realizando su trabajo. Durante el mes de febrero y parte del de marzo, con viajes y reuniones presenciales con agentes y jugadores. Y a partir de que se decretase el Estado de Alarma, con llamadas telefónicas y reuniones telemáticas también con representantes de futbolistas y dirigentes de clubs. Y obviamente, también con contactos telemáticos continuos de Eric Abidal y Ramon Planes con el entrenador, Quique Setién, y con el presidente Bartomeu.

En cualquier caso, la crisis del coronavirus tendrá seguro sus efectos a la hora de que el Barça acuda al mercado. La planificación deportiva estaba realizada pero la vertiente económica, decisiva en estos casos para afrontar las operaciones, ha dado un vuelco en sentido negativo.

En este sentido, un primer efecto es que al Barça se le ha complicado la posibilidad de fichar al delantero brasileño Gustavo Maia, un joven futbolista del Sao Paulo (19 años) que había llamado la atención de los técnicos del club azulgrana. Abidal le bloqueó pero ahora hay otras prioridades.

El scouter blaugrana Miki Albert lo sigue desde hace varios años y lo estuvo viendo en la Copinha. Los últimos informes fueron muy favorables y el Barça lo quiso bloquear hasta este próximo mes de julio. La idea inicial era traerlo este verano, pero después de la crisis económica causada por la pandemia desde el club ahora ven su llegada complicada.

O cambia mucho el panorama económico de aquí al verano o viendo cómo se perfila lo que viene no habrá dinero para apuestas de jóvenes talentos. Algo de lo que el Barça estaba muy convencido como se ha visto en los casos de Pedri (Las Palmas) y Trincao (Sporting de Braga) pero que ahora puede ponerse en el congelador por una cuestión de presupuestos. Así, el club azulgrana destinaría estos 3,5 millones que iban a ir para Gustavo Maia a otras prioridades de mercado.

Ferran Torres, muy lejos

En una situación similar está el caso de Ferran Torres, el joven extremo del Valencia que acaba contrato en 2021 y que es uno de los jugadores revelación a nivel europeo. A día de hoy, el interés por él queda en ‘stand by’ por la economía y teniendo en cuenta que ya se fichó a Trincao. En todo caso, su calidad está fuera de duda y su cotización está en los 55 millones.Quizás si aguanta hasta quedar libre... pero parece muy difícil.

Sezione: Mercado / Data: Jue 26 Marzo 2020 a las 19:30 / Fuente: Mundo Deportivo
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print