Leonardo-Neymar, una convivencia imposible

19.07.2019 14:30 de Stefano Bentivogli   Ver lecturas
Fuente: Mundo Deportivo
© foto de Antonello Sammarco/Image Sport
Leonardo-Neymar, una convivencia imposible

No hay marcha atrás. Neymar saldrá del PSG, sí o sí. Lo único que falta saber es si el destino será el FC Barcelona u otro club. Desde Francia, ‘Le Parisien’ informa que la convivencia entre Neymar y el nuevo director deportivo del club, el también brasileño Leonardo, es imposible.

Leonardo sabe de las cualidades de Neymar, pero tiene muy claro que quien debe liderar el proyecto del PSG es el propio club y no un solo jugador. En octubre de 2017, recién llegado Neymar al PSG, Leonardo, entonces técnico del Antalyaspor turco, concedió una entrevista a Canal Plus. “Neymar es genial. Es un muy buen jugador, carismático, es una pequeña estrella de cine. Después, creo que la gestión de todo es muy importante [...] Neymar es Neymar, Ronaldo es Ronaldo, el club es la institución a respetar. Ella va a guiar un proyecto, no Neymar”, dijo entonces el ahora director deportivo del PSG.

Su pensamiento de hace dos años lo ha puesto en práctica ahora nada más llegar al club. Después de hablar largo y tendido con Tuchel y con cada uno de los jugadores, le dejó claro a Neymar que trataría de buscar una salida en el intercambio que tuvieron el pasado lunes en la ciudad deportiva del PSG. En ningún momento, Leonardo ha tratado de reconducir la situación y convencer a Neymar para que recapacite su decisión de querer abandonar el club.

Además, según el propio ‘Le Parisien’, Neymar también está dolido por la promesa que en primavera se le hizo desde el PSG de renovación de contrato, algo que no se ha llegado a producir.

Ahora, con la connivencia de los dueños en Qatar, Leonardo ya prepara la salida de Neymar sin que el PSG pierda dinero en la operación. Por el momento, la única salida viable, pese a las diferencias que mantiene con el club, es el Barça, con el que deberá ponerse de acuerdo si no quiere mantener a Neymar en su nómina.