La fuga sonada de Ángel di María del PSG en el mercado de invierno

 de Stefano Bentivogli  artículo leído 38 veces
Fuente: Don Balon
© foto de Insidefoto/Image Sport
La fuga sonada de Ángel di María del PSG en el mercado de invierno

El movido verano que ha vivido el París Saint-Germain en el capítulo de fichajes empieza a tener sus consecuencias. Las llegadas de Neymar, por 222 millones de Euros, y de Kylian Mbappé, cedido con opción de compra obligatoria de 180 millones, no van a quedarse así como así sin algún tipo de coste en forma de ventas para nivelar el Fair Play financiero. Y a los primeros problemas de vestuario que el club se ha encontrado esta temporada debido a los muchos egos que hay en la plantilla se suman ahora algunas posibles salidas.

Una de ellas empieza a tener nombre y apellidos: Ángel di María. El extremo argentino fichó hace un par de temporadas por la entidad parisina, que le 'rescató' (literalmente) del Manchester United, donde estaba cuajando una etapa desastrosa después de salir del Real Madrid. En París ha combinado buenas épocas con otras de altibajos, y ahora ha visto cómo los nuevos fichajes y la enorme competencia, con muchísimos grandes jugadores para pocos puestos, le empiezan a comer sitio.

Por todo ello, club y jugador podrían darse prisa y no esperar al próximo verano a la hora de poner punto y final a su relación. Eso sí, la última posibilidad de futuro que se le ha abierto a Di María no es precisamente muy competitiva desde el punto de vista futbolístico. Según apuntan medios italianos, la Liga China le quiere. A sus 29 años, significaría su último gran contrato como profesional, aunque se iría a una Liga exótica un poco antes de tiempo.

Este verano, Di María estuvo en la agenda del Barça, pero finalmente el interés azulgrana no derivó en un pase al equipo español. El PSG busca sobre todo mucho dinero con su venta, y en Europa es difícil que algún equipo ponga lo que piden los franceses por el argentino, un jugador que cada vez tiene menos cartel respecto al que tenía cuando se marchó del Real Madrid por la puerta grande, tras conquistar la Décima de blanco en 2014.