“Es la bomba del verano”. Y no es de Florentino Pérez. Ojo a Messi y al Barça

23.06.2019 11:30 de Stefano Bentivogli   Ver lecturas
Fuente: Diariogol
“Es la bomba del verano”. Y no es de Florentino Pérez. Ojo a Messi y al Barça

Ojo porque a Florentino Pérez se le ha cambiado la cara en las últimas 24 horas. Y no, no precisamente porque el fichaje de Paul Pogba se le esté complicando, sino porque en el Barça se están llevando a cabo una serie de movimientos que pueden echar por tierra los fichajes del presidente del Real Madrid.

Y es que la actividad en el Camp Nou en lo últimos días se ha intensificado. Y con razón. Tras una temporada que ha acabado como ha acabado, en el club azulgrana saben que deben hacer algo para revertir la desilusión en la que viven instalados sus aficionados.

El palo de Anfield fue tan duro que muchos exigen cambios drásticos. Cambios que no van a llegar precisamente en el banquillo. Ernesto Valverde, pese a que muchos lo hubiesen echado la noche de la eliminación de la ChampionsLeague, seguirá un año más.

Los cambios llegarán en forma de fichajes top. La revolución que preparan en la capital catalana pasa por deshacerse de varios pesos pesados del equipo para dar entrada a dos cracks que, desde luego, van a cambiar la dinámica del club si es que acaba llegando. De ahí que muchos a hablen de la operación como “la bomba del verano”.

El Barça va a por Neymar y Griezmann

Y es que la obsesión ahora en el Camp Nou es la de lograr una nueva Champions. Nadie lo esconde en el club. Con la liga española dominada ya desde hace años, es Europa la asignatura pendiente.

Y en la directiva saben que la mejor manera de dar ese paso adelante es rodeando a Leo Messi de los mejores. Y son dos los jugadores que están en la agenda culé: Neymar y Griezmann.

Ninguna de las dos llegadas están confirmadas de forma oficial, pero desde dentro nadie niega ya que son las dos prioridades. Dos jugadores que cuentan con el ok de Valverde y, lo que es más importante, del vestuario. Eso sí, no será nada fácil. En especial en el caso del brasileño.

La vuelta de Neymar

De momento sí que al menos las puertas del PSG están más que abiertas. Nasser Al-Khelaïfi, en una mezcla de cansancio y enfado con Neymar, un jugador por el cual pagó 222 millones hace ahora dos años y que no ha rendido como se esperaba, le ha abierto las puertas de par en par.

Y el Barça ya trabaja en su fichaje. Son varios los frentes que están abiertos. En el Camp Nou saben que el vestuario estaría encantado con su vuelta. Es más, parece ser que el mismo Messi le ha pedido a Bartomeu que lo fiche. Para ello, el jugador debería hacer varias cosas.

Por un lado decir públicamente que quiere abandonar el PSG y volver al Barçapara así presionar al club parisino. Las relaciones entre las dos directivas están rotas y las negociaciones se están llevando a cabo por parte de intermediarios. Por otro lado, Ney debería rebajar sus pretensiones salariales así como retirar la demanda que tiene puesta contra el club azulgrana.

Una serie de pasos que facilitarían su vuelta. De cara al fichaje en sí, en el Barça han puesto varios nombres encima de la mesa para convencer al PSG. Entre ellos, Coutinho, Umtiti, Rakitic e incluso Dembélé.

Cuatro cracks que los culés están dispuestos a perder si eso ayuda a que el carioca vuelva a la ciudad condal, donde Messi, Suárez, Piqué y el resto y le están abriendo las puertas de par en par. Es más, cuentan desde el entorno del jugador que ya se está buscando casa en Barcelona.

Antoine Griezmann, cuestión de días

En cuanto a Griezmann la situación es mucho más sencilla. El Barça tan solo debe esperar al día 1 de julio para, cuando la cláusula del francés caiga hasta los 120 millones, plantarse en el Wanda con un cheque con esa cifra y llevárselo.

Un fichaje que a priori no gustaba en el vestuario debido al lío del pasado verano. Entre la afición no es que sea precisamente el delantero más querido pero en la directiva están convencidos de que el galo, si llega, revertirá las malas sensaciones a los pocos meses.

Messi y Suárez, los principales cabecillas del grupo ‘anti Griezmann’ en el vestuario, ya le han hecho saber a Bartomeu que no pondrán pegas a la llegada del delantero francés siempre y cuando llegue también su gran amigo Ney.

Si es así, si el Barça consigue llevar a cabo sus intenciones y que el plan de hacerse con estos dos galácticos, Valverde tendrá a su disposición la mejor delantera del planeta. Y de lejos.

Como los encaje es ya otra historia. Pero parece que eso poco preocupa ahora en el Camp Nou donde, tras el drama de Anfield, ya no se apuesta por el proyecto y el modelo, sino por los resultados y los galácticos.