El último brasileño por el que ha apostado el Barcelona, Gustavo Maia, estaba siendo observado por varios clubes de Europa desde hace algunos meses. El futbolista, de 19 años, es una de las promesas del São Paulo y ni siquiera ha debutado con el equipo profesional. Su desempeño en las categorías inferiores llamó la atención de Liverpool y Atlético de Madrid, que también quisieron ficharlo.

El representante del jugador, Nilson Moura, ha explicado a MARCA cómo se produjo la negociación con el club catalán: "Quien lo vio fue un ojeador del Barcelona. Empezamos a hablar y surgió esa posibilidad de intentar llevarlo. André Cury no tuvo participación. La negociación fue directamente con ellos".

La semana pasada, el São Paulo hizo oficial la venta de una opción de compra por Maia por valor de un millón de euros. La compra tendrá que efectuarse antes del 30 de julio. Entonces, el Barcelona tendría que pagar otros 3,5 millones de euros. Si rechaza hacer efectiva la contratación del jugador, perderá ese dinero adelantado.

"Vinieron a verlo a la Copa São Paulo. Marcó tres goles y empezamos a negociar. Ellos ni siquiera pretendían cerrar nada ahora pero como había interés de otros clubes como Atlético de Madrid y Liverpool se dieron más prisa", añadió Moura, quien destaca como principal virtud del jugador la potencia con la pierna derecha. "Es bueno con la izquierda también, pero su fuerte es la diestra", añadió.

A pesar de ser diestro, Maia juega como extremo izquierdo, pero "es diferente a Vinícius o Rodrygo, tiene su propio estilo", afirma su agente.

En cuanto a la elección, fue el propio futbolista quien eligió al Barcelona en detrimento de los otros equipos: "Había ofertas más altas, pero él siempre quiso jugar en el Barcelona. Lo dijo incluso hace algunos años en una entrevista y nosotros lo vimos bien también porque su estilo combina perfectamente con el del Barça".

En principio, el acuerdo preveía que el jugador se incorporase a las filas del primer equipo del Barcelona para hacer la pretemporada a las órdenes de Quique Setién. La paralización de las competiciones por la pandemia del coronavirus, sin embargo, puede cambiar las cosas. "No sabemos qué va a pasar. Tenemos que esperar".

Sezione: Mercado / Data: Jue 26 Marzo 2020 a las 21:00 / Fuente: Marca
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print