El Barça hizo un último intento por De Ligt

15.07.2019 16:00 de Stefano Bentivogli   Vedi letture
Fuente: Mundo Deportivo
© foto de Imago/Image Sport
El Barça hizo un último intento por De Ligt

No hay vuelta atrás. Matthijs de Ligt jugará en la Juventus. Sin embargo, antes de que el Ajax y la ‘Vecchia Signora’ acabaran de ponerse de acuerdo por el traspaso del central de 19 años por 70 millones, el Barça hizo un último intento por De Ligt, que hoy pasará revisión médica en Turín y tendrá una cláusula de 150 ’kilos’. A pesar de que tanto la postura del jugador y su agente, como la del club azulgrana habían quedado expuestas semanas antes -el Barça dejó claro que no traspasaría las líneas rojas de los salarios que tiene establecidos y el futbolista y su agente que para jugar en el Barça se debían respetar las condiciones que ofrecía la Juve-, Bartomeu quiso hacer un último esfuerzo para tratar de convencer al jugador.

El presidente del Barça planeó hacer un viaje exprés a Amsterdam, igual que hizo el pasado mes de enero cuando logró convencer a Frenkie de Jong, que entonces tenía casi los dos pies en el PSG. Bartomeu quería hablar cara a cara con el jugador, explicarle con detalle su propuesta y hacerle entender que el Barça va mucho más allá que solo un equipo de fútbol, algo de lo que ningún otro club en el mundo puede presumir. El futbolista, a pesar de admitir que lo tenía muy avanzado con la Juve, no se mostró reacio a un encuentro.

Sin embargo, De Ligt quería que su agente, Mino Raiola, estuviera al tanto de todo y el encuentro se coordinara a través de él.

A pesar que ya se imaginaba cuál podría ser la respuesta si hablaba directamente con Raiola, Bartomeu acabó accediendo, descolgó el teléfono y lo llamó. El agente de De Ligt no puso reparos al encuentro, pero antes de que se produjera le dejó claro a Bartomeu que solo se sentarían a hablar si el Barça estaba dispuesto a ofrecer las condiciones que ya tenían pactadas con la Juve, tanto su comisión, que llega a los 11 millones de euros, como al salario del jugador, que está en 10 millones netos por temporada.

Ante esas exigencias, Bartomeu, que entiende que un jugador de 19 años, por muy bueno que sea, no puede ganar más que futbolistas que llevan ya muchos años en el Barça y han conquistado todos los títulos posibles con el club, agradeció el gesto de Mino pero le dijo que en esas condiciones no tenía sentido celebrar la reunión.