Dónde podría jugar Griezmann en el Barça

14.06.2019 19:30 de Stefano Bentivogli   Vedi letture
Fuente: Mundo Deportivo
© foto de Insidefoto/Image Sport
Dónde podría jugar Griezmann en el Barça

La confesión en voz alta de Miguel Ángel Gil Marín, el consejero delegado del Atlético, reconociendo que Antonie Griezmann fichará por el Barça, ha convencido ya a los escépticos y ha abierto el juego de posiciones en la pizarra táctica Valverde. La polivalencia es su mayor virtud y, por tanto, las opciones de encaje son múltiples. Hasta cuatro puestos puede ocupar partiendo del 4-3-3 clásico azulgrana: los tres de ataque y también el interior izquierdo.

El delantero francés está cualificado para actuar de punta principal y también acompañando a un ariete de referencia, si el sistema es ocasionalmente el 4-4-2, ya sea para hilvanar jugadas de ataque como para idear un contragolpe.

Su versatilidad puede dar más jugo al ‘Txingurri’. El campeón del mundo tiene capacidad suficiente para cubrir también los extremos por su rapidez, desequilibrio, desborde y sus peligrosas diagonales, que le permiten un potente disparo desde la frontal del área, como viene haciendo Coutinho. Claro que mejor viniendo desde la derecha, a pierna cambiada, porque es zurdo. Opción táctica que ya cubre un Messi con libertad de movimientos. El argentino acostumbra a partir de la banda derecha para ir escorando hacia el centro, creando intimidación a la carrera.

En este caso, Griezmann sería un buen sustituto cuando Leo se quedase fuera del once inicial, o bien por lesión o bien por descanso. Un cambio de garantías. El francés, en todo caso, en el habitual dibujo 4-3-3, ocuparía el flanco izquierdo, hoy en posesión de Cou y de Dembélé y como hizo en la Real Sociedad. No es su puesto habitual pero es, sobre el papel, el encaje más efectivo.

Los numerosos informes que se poseen en oficinas, elaborados ya desde que Robert Fernández ocupaba la secretaría técnica, recogen que, incluso, podría asumir el rol de interior izquierdo, en la posición de Arthur o de Vidal. Tiene visión de juego, capacidad de combinación, una enorme movilidad y buena carrera en la conducción del balón. Eso le obliga a un plus de desgaste y de presión al estilo Rakitic. Quedaría por ver, por lo inhabitual de la exigencia, si en el Barça sabría cumplimentar esta función. En el Atlético, según los espías, azulgrana, ya lo hizo con éxito en distintas ocasiones. El ex director técnico ya dijo tiempo atrás que tiene capacidad física y de sacrificio. Esta predisposición a estar en diversos puestos generará una competencia que le puede ir bien a Valverde pero sobre todo al equipo. Son soluciones.

Además es un jugador que le gusta cuidarse y mucho. En las dos últimas temporadas, ha estado fuera de las alineaciones del Atlético en una única ocasión, en Liga frente al Betis y por culpa de un traumatismo. Podría llegar con su fisioterapeuta de confianza, Clement Gautreau.