Dembélé depende del Barcelona, Coutinho no

 de Stefano Bentivogli  artículo leído 103 veces
Fuente: goal.com
Dembélé depende del Barcelona, Coutinho no

No está teniendo ninguna piedad el Barcelona en el mercado, forzando a sus dos objetivos principales, Ousmane Dembélé y Philippe Coutinho, a declararse en rebeldía en sus respectivos clubes para conseguir unas condiciones favorables para la venta. Sin embargo, la estrategia que sirvió para convencer al joven Neymar Da Silva cuando jugaba en el Santos no se está revelando igual de efectiva este verano y hasta puede estallarle en la cara al club azulgrana, especialmente si hablamos de Coutinho. Porque el Liverpool, a diferencia del Borussia Dortmund, no quiere vender.

Coutinho no tiene precio y solo la reciente petición del 'tránsfer request' puede desembocar en que el club inglés acepte abrir una negociación a pesar de que no quiere venderle este verano, aunque tampoco está obligado. Así, su llegada al Camp Nou depende únicamente del Liverpool, que incluso puede descolgarse pidiendo un precio desorbitado para un Barcelona que este verano no ha conseguido nada de lo que se ha propuesto. Por este motivo el club está tensando una cuerda que puede romperse también en Alemania.

La diferencia es que el Borussia Dortmund sí quiere vender a Dembélé, por el que pagó 15 millones de euros hace un año y por el que hoy pide diez veces más. El Barcelona también cuenta con el beneplácito del jugador, que incluso se ha declarado en rebeldía y declinado entrenar con sus compañeros, lo cual ha desatado la fúria del que todavía es su club. Es obvio que en ambos casos las formas, a pesar de enarbolar la bandera de los valores y tras agravio que el club denuncia con el PSG por Neymar, pueden ser mejores.

Pero denotan prisa y nervios por parte de los ejecutivos barcelonistas porque el mercado cierra en poco menos de dos semanas y el club solo ha incorporado a un lateral derecho desconocido y recuperado a un jugador al que se impidió probarse en el primer equipo en su momento. Demasiado poco para una junta que iba a por Verratti, se quedó sin Neymar y prometió a Ceballos, hoy nuevo jugador del Real Madrid, el equipo que mañana abrirá la temporada en el Camp Nou.