Como hacer de una solución un problema

24.06.2019 10:30 de Stefano Bentivogli   Vedi letture
Fuente: Don Balon
© foto de Antonello Sammarco/Image Sport
Como hacer de una solución un problema

No ha sido una temporada con el mejor de los finales para el FC Barcelona. Dos malas noches acabaron por estropear lo que había sido una campaña casi redonda después de pasearse como amo y señor por la competición doméstica.

En el mundo del futbol siempre se dice que las notas se ponen al terminar el curso, y en este caso el Barça ha estado lejos de lo que se preveía que podía resultar la campaña blaugrana. Por este motivo en las oficinas del Camp Nou se han acabado las medias tintas. La dirección deportiva planea renovar la plantilla dejando salir a aquellos jugadores que no han sido capaces de consolidarse y fichando futbolistas de nivel capaces de ofrecer un gran rendimiento sobre el terreno de juego.

En lo referente a lo que pueda llegar, hay dos nombres que sobrevuelan la mente de los altos cargos barcelonistas: Neymar y Griezmann. En esta disyuntiva existen tan solo tres posibilidades, que lleguen ambos, uno o ninguno. En caso de llegar tan solo 1 de los dos, el equipo volvería a disfrutar de una de las tripletas atacantes más temibles de Europa. Si no llegase ninguno, el club tendría que buscar alguna alternativa fuera o dentro de la propia plantilla.

Pero sin duda, el problema real llegaría si ambos futbolistas fueran contratados por el FC Barcelona. En ese caso, a la ya consolidada pareja Leo Messi-Suárez solo se le podría añadir una figura que completase la parcela ofensiva. Si eso sucediera, el otro quedaría relegado a ser suplente.

Parece difícil pensar que jugadores de la talla mundial del brasileño y el francés vayan a aceptar un rol secundario. Por eso sorprende que ambos estén en la agenda culé. Veremos que acaba sucediendo, pero la idea principal es que tan solo uno de los dos vista la camiseta azulgrana la próxima campaña. De lo contrario en Can Barça pasaría de tener una solución, a tener un problema.