Telón a 2018 con otro doblete y mucho arrepentimiento

31.12.2018 18:30 de Giusi Zaffiro Twitter:    Vedi letture
Telón a 2018 con otro doblete y mucho arrepentimiento

Termina el año 2018 y es tiempo de hacer un análisis sobre el FC Barcelona. 

El club cierra el año con un doblete ( Liga y Copa) y con la Supercopa de España ganados, 64 partidos jugados, entre oficiales y amistosos, 64% de victorias, Messi en lo más alto de la tabla de realizadores (48) y un total de 52 jugadores alineados.  El equipo de Ernesto Valverde convirtió 157 dianas y encajó 63. Unos números que dejan buenas sensaciones de cara al año 2019, en el que el cuadro azulgrana opta a: Liga, Copa y Champions League. Pero también hay mucho arrepentimiento.

El Barça empezó el año viajando a Vigo, donde cosechó un empate a uno en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey. Y lo cerró en el Camp Nou contra el mismo equipo, el Celta, al que despachó con un 2-0 en el primer tiempo. 

Ganó una Liga casi perfecta, con solo 1 derrota cosechada en el campo del Levante (5-4); esta es LaLiga en la que se batió el mítico récord de imbatibilidad de la Real Sociedad, que estaba fijado en 38 jornadas sin perder.

Una final maravillosa en el Wanda:
Con un 5-0, el Barça se exhibió en una gran final de Copa ante el Sevilla en el Wanda que confirmó su supremacía en el torneo. Con 30 títulos, seis de ellos en las últimas diez ediciones y cuatro consecutivas, pasó por encima del equipo andaluz en el 31º título como culé de Iniesta, autor de uno de los cinco goles que anotaron los de Valverde. Dos de Luis Suárez, uno de Messi y Coutinho completaron la ‘mano’.

Fue el tercer doblete en cuatro años: 

El octavo oblete de su historia desde que el equipo de Fernando Daucik conquistara el primero en la 1951-52. Lo más sobresaliente, sin embargo, es que se trata del tercero en los últimos cuatro años. Luis Enrique enlazó dos, 2014-2015 y 2015-2016, el primero de ellos formando parte del segundo triplete culé, y Ernesto Valverde volvió a celebrar uno en su estreno como entrenador del Barça, en la 2017-2018.

El título liguero cayó en la jornada 35 sin haber perdido ningún partido, después de 27 victorias y 8 empates, demostración de la gran superioridad azulgrana. Ni Real Madrid ( 0-3, en otra exhibición en el Bernabéu, 2-2) ni Atlético (1-1 y 1-0) supieron cómo ganarles. Cogió el liderato en la tercera jornada y sólo lo soltó un par de veces. En la Copa tampoco sufrió a pesar de los rivales de envergadura. Tuvo un único tropiezo en los cuartos ante el Espanyol pero lo solventó en la vuelta. Fue el cuarto título copero consecutivo.

Ha sido en este arranque de siglo XXI cuando el Barça ha engordado su historial de dobletes con cuatro. El quinto, en la temporada 2008-09, estuvo incluido en el primer triplete barcelonista, con Pep Guardiola en el banquillo. El rival de Copa fue el Athletic (4-1). El sexto doblete, también con triplete, corresponde a la temporada 2014-15, con Luis Enrique. El Athletic (1-3) fue de nuevo la víctima. Un año más tarde, en la 2015-16, el equipo azulgrana logró su séptimo doblete Liga-Copa, aunque esta vez le tocó al Sevilla (2-0) sucumbir al poderío culé. El octavo tuvo también como protagonista en la final de Copa al conjunto andaluz, que acabó recibiendo el tanteador más amplio de la historia.

Pero fue un año con mucho arrepentimiento como la Inesperada debacle en Roma del Barcelona:
Fue, sin duda, el trago más amargo del 2018 para el Barça, una enorme mancha que incluso puso en duda la confianza en Ernesto Valverde para seguir en el banquillo. Por tercer año seguido, el equipo cayó en cuartos de final de la Champions League, de la peor forma y ante un rival menor, la Roma. En el Camp Nou el triunfo por 4-1 dejó muy encarrilado el pase a semifinales, pero aún así desde la junta se le hizo saber al técnico que tenía carta blanca para hacer una gran rotación en el partido de Liga previo a la visita al Olímpico romano. Ante el Leganés, sin embargo, hubo un once casi de gala: ‘hat trick’ de Leo Messi y 3-1. Tres días después llegó la debacle. Dzeko, De Rossi y Manolas perpetraron un 3-0 que estropeó el sabor del curso. Hasta el doblete posterior pareció poco. Por eso, Messi prometió en agosto ir a por esa “linda Copa” esta temporada.

El jugador que más partidos jugó ha sido Rakitic:
El centrocampista croata es el jugador del Barcelona que ha intervenido en más partidos este año: 55 de 64, convirtiéndose así en un futbolista imprescindible para el técnico azulgrana. Siguen a Rakitic otros jugadores igualmente intocables: Piqué y Busquets (53 partidos), Luis Suárez (52) y Messi y Jordi Alba (51). El meta Ter Stegen fue el sexto y último en llegar a la cincuentena (50).

El adiós soñado de Iniesta

Andrés Iniesta ya empezó la temporada 2017-18 pensando que sería la última. En su última noche en el Camp Nou, tras su partido número 674 como culé, levantó su novena Liga, el 32º título de su carrera como azulgrana siendo el más laureado de la historia del club hasta que Leo Messi se despegó de él con la Supercopa ante el Sevilla en Tánger. En agosto ya estaba Iniesta en Japón dejando boquiabierta a la afición del Vissel Kobe.

Una semana antes de anunciar públicamente su adiós, firmó uno de sus mejores partidos con la camiseta del Barça en la final de Copa del Wandacontra el Sevilla. En aquel 5-0 metió un gol antológico a pase de Messi driblando a David Soria. A dos minutos del final, Valverde le suplió y Andrés llegó al banquillo llorando, como hizo llorar él a muchos culés con su adiós.

Coutinho, el fichaje más caro de la historia

El 2018 ha sido el año del fichaje más caro de la historia del Barça: Philippe Coutinhoque llegó al club en enero tras pagar al Liverpool 120 millones ( + 40 millones en variables) y erigiéndose en el fichaje más caro de la historia del club tras los 105+40 de Dembélé del verano 2017

Cuatro fichajes para un salto de calidad

Uno de los grandes males del Barça la temporada pasada fue el denominado ‘fondo de armario’. La diferencia entre el once de gala y los teóricos suplentes era demasiado importante y el Barça se reforzó en verano pensando en la profundidad de la plantilla. De esta forma llegaron Lenglet, Arthur, Malcom y Arturo Vidal, cuatro fichajes para dar un salto de calidad. Y para cerrar el año ha llegado el quinto fichaje, el colombiano Jeison Murillo, último refuerzo de 2018.

Lenglet llegó procedente del Sevilla a cambio de 35 millones de euros, Arthur de Gremio por 31 (más 9 variables), Arturo Vidal del Bayern por 18 y Malcom por 41 del Girondins. 

Lenglet ha aprovechado la lesión de Umtiti para consolidarse junto a Piqué en el eje de la defensa y está ofreciendo un excelente rendimiento, mientras que Arthur es la sensación de la temporada y hasta el propio Messi dice que le recuerda a Xavi. Arturo Vidal ha acabado el año como titular tras un inicio algo polémico y a Malcom le ha frenado una lesión cuando empezaba a jugar con más asiduidad.

Iniesta marca ante el Sevilla en la final de la Copa del Rey

 

Iniesta levanta la Copa del Rey

 

Barcelona - Real Sociedad: último partido de la Liga 2017-2018. Es el último partido de Iniesta con la camiseta del Barça

Iniesta levanta la Liga 2017-2018