¿ Qué te pasa Coutinho ?

12.02.2019 14:45 de Giusi Zaffiro Twitter:   artículo leído 100 veces
¿ Qué te pasa Coutinho ?

Philippe Coutinho fichó en enero 2018 tras muchos meses de negociaciones y con las máximas expectativas. Él y Dembélé fueron los elegidos para olvidar a Neymar, pero así como el francés se ha ganado a la afición, la distancia con Cou se agranda cada día y ya hay quien duda. Pero ¿ qué pasa Coutinho?

EL brasileño ha sido el jugador del FC Barcelona más analizado estas últimas semanas, siempre con un bajo rendimiento. 

Coutinho marcó 10 goles y dio dos asistencias en su primera temporada. Esta temporada la inició igual de bien, con un golazo al Alavés en una acción repleta de confianza, pero se ha ido diluyendo. Esta temporada, después de 33 partidos, suma dos goles menos (8), aunque ha dado tres asistencias más (5). Lo más preocupante son las sensaciones. Pero, ¿ Por qué? Las causas son varias:

Philippe comenzó la actual temporada en el interior izquierdo, a la séptima jornada de Liga ya había vuelto al extremo, mientras Dembélé caía en picado. Quizás se instaló en una zona de confort y se confió en exceso, pero lo cierto es que el brasileño apareció en cuentagotas y el francés renació para darle la vuelta a la tortilla.  En ausencia de Messi, Coutinho fue de los pocos que no dio el paso adelante. Ni siquiera la lesión de Dembélé recondujo la situación, pese a devolverlo a la titularidad.  

Coutinho ha ido minando su confianza y ya no se sabe nada de los ‘coutinhazos’, disparos fuertes y secos, todo potencia, que tanto resultaron la temporada pasada. Los golazos marcados esta campaña ante Alavés, Leganés y Sevilla no han tenido continuidad. Su último tanto de jugada fue en el clásico de Liga, el 28 de octubre pasado, desde ese día, tres goles más: dos de penalti y el de cabeza al Sevilla. Ni rastro de los ‘coutinhazos’...

Se ha vuelto absolutamente previsible. Todos saben lo que ocurrirá cada vez que ‘Cou’ toma la pelota: se irá hacia el centro e intentará el chut. Los rivales lo tienen calado y anulado. Al brasileño le cuesta probar nuevas cosas, no desborda, y la inquietud aumenta. 

La imagen que proyecta ahora el brasileño es de bloqueo y falta de confianza, él mismo no cree que pueda salir de la situación. Coutinho juega con mucha presión encima, ni siquiera el doblete ante el Sevilla supuso un punto de inflexión. El remedio es la paciencia pero en el Barça hay poca.

La ventaja de que el problema sea un circulo vicioso. Coutinho debe mejorar su presencia física como la resistencia. La aparición de algún recorte o genialidad creativa empezaría también un nuevo círculo virtuoso ya que el desconcierto en sus rivales podría generar una nueva opción de ventaja en el 1 contra 1.

Tanto sus compañeros como el entrenador ya le han mostrado suficientes veces su apoyo. Ahora le toca él.