El primer curso de Éric Abidal como director deportivo del Barça

22.05.2019 16:30 de Stefano Bentivogli   Vedi letture
Fuente: Don Balon
El primer curso de Éric Abidal como director deportivo del Barça

En el mundo del futbol, siempre se suele decir que las notas se ponen a final de temporada. Siguiendo con el dicho, la dirección deportiva del FC Barcelona ha aprobado de manera justa con los fichajes de esta temporada.

Si analizamos la aportación de las nuevas incorporaciones de la pasada campaña, tan solo Clément Lenglet y Arthur han sido fijos en las alineaciones de Valverde. El central francés ha formado una gran dupla junto a Gerard Piqué en el centro de la zaga, mostrándose férreo y seguro durante todas sus actuaciones. Tal ha sido su rendimiento en el equipo, que tras la vuelta de Umtiti después de superar su lesión de rodilla, Lenglet ha seguido siendo el escogido para formar la pareja de centrales.

En el caso de Arthur, sus inicios no fueron nada fáciles. Le costó mucho hacerse con un hueco en el equipo, pero una magnifica actuación en Wembley frente al Tottenham hizo que sus grandes cualidades como centrocampista no pasasen desapercibidas. Tal fue su progresión a partir de aquel momento que muchos se han atrevido a catalogarle durante la temporada como el sucesor de Xavi. Jugar en la medular del FC Barcelona no es nada fácil ya que con Busquets y Rakitic tan solo queda un puesto libre, pero el brasileño ha sabido hacerse con él en bastantes ocasiones durante su primera temporada en la ciudad condal.

El resto de fichajes no han conseguido el aprobado durante esta pasada campaña. Malcom ha sido un suplente habitual. Valverde ha recurrido a él como revulsivo y tan solo se le recuerda una gran actuación en Copa del Rey frente al Real Madrid. Su poca continuidad le ha hecho pasar bastante desapercibido.

Boateng, Todibó y Murillo llegaron a mitad de temporada para dar solución a la falta de fondo de armario de la plantilla. Sus fichajes han supuesto un fracaso total ya que su aportación ha sido escasa, aunque en el caso del central francés, se le augura un futuro prometedor ya que tan solo tiene 19 años.