El Barça necesita 70 millones la próxima semana

23.06.2019 15:30 de Stefano Bentivogli   Ver lecturas
Fuente: AS
© foto de Matteo Gribaudi/Image Sport
El Barça necesita 70 millones la próxima semana

Hace ya un mes que el Barça cerró la temporada con sabor amargo en el Benito Villamarín. La final de Copa fue la guinda a dos semanas tristes que arrancaron en Liverpool y estropearon una temporada que apuntaba a histórica. Desde el 25 de mayo era, pues, el momento de tomar decisiones. Comprar, vender y reformar el equipo para darle un empujón más que le devuelva a una élite europea que se le resiste al Barça hace ya un lustro.

Un mes después, sin embargo, nada se ha movido oficialmente en el Barça. Los trabajos de negociación han ido lentos y, al menos algunos, están obligados a acelerarse la próxima semana. Según informó Catalunya Ràdio hace unas fechas, el Barça necesita 70 millones de euros antes del 30 de junio para no cerrar el ejercicio con déficit. El superávit anual es una de las medallas que se cuelga la actual directiva que trabaja desde que Sandro Rosell (luego sustituido por Josep Maria Bartomeu tras su dimisión) fue elegido presidente en 2010.

El Barça tiene encarrilada cuatro operaciones, pero no están cerradas. La más cercana es la de André Gomes, que será jugador del Everton por 25 millones de euros salvo sorpresa mayúscula. El siguiente debería ser Cillessen, pero el trueque con Neto se ha enfriado en las últimas horas debido a cierto debate interno en el club, que aunque tasará el traspaso en 25 millones, preferiría recibirlo en efectivo y decidir si hace una inversión tan alta o ahorrarse dinero en el suplente de Ter Stegen. También negocia con el Valencia las ventas de Denis Suárez y Rafinha al Valencia, pero aquí las cofras bailan porque Barça y Valencia difieren en la tasación de dos jugadores que llevan muchos años sin tener continuidad y por los que los che no quieren pagar cifras tan altas. No será fácil que la próxima semana ingrese esos 70 millones la semana que viene.

Estas son las operaciones que el Barça tiene encarriladas para cerrar en un plazo inmediato. Pero los azulgrana necesitan ingresar más. Semedo, Rakitic, Malcom y Coutinho son los otros cuatro nombres que están encima de la mesa y con más o menos posibilidades de ser traspasados. El portugués es pretendido por el Atlético de Madrid, pero el Barça ya le informó de que no saldría y no cambiará el plan de no ser porque la oferta que le llegue sea irrechazable. El futuro de Rakitic sigue siendo una incógnita. Ni ha mejorado su contrato ni se ha decidido si será vendido o entrará como moneda de cambio en la rocambolesca operación Neymar, algo improbable. Malcom tiene ofertas de la Premier, pero el brasileño está contento en el Barça y su futuro tampoco está claro. Finalmente, el gran asunto del verano será Coutinho. El club azulgrana está a la espera de que los agentes del jugador, Kia Joorabchian y Giuliano Bertolucci, presentan ofertas en las oficinas del Barça.

De momento, el Barça está obligado a salir de la parálisis la próxima semana para cuadrar presupuesto. Las grandes operaciones llegarán después.