Y Buffon tenía razón: Leo es extraterrestre

 de Stefano Bentivogli  artículo leído 54 veces
Fuente: Mundo Deportivo
© foto de www.imagephotoagency.it
Y Buffon tenía razón: Leo es extraterrestre

En agosto de 2013, durante una recepción del Papa, Buffon bromeó: “Uno que tiene más éxito que Messi”. Dos años después, en la final de Berlín de 2015, en al previa, el legendario portero de la Juve soltó que “Leo es un extraterrestre que se permite jugar con humanos” y después de perder por 3-1, durante una gala posterior, abundó en su admiración tocándole la cara para ver si era “terrenal”. Le quedaba el consuelo de ser de los pocos porteros que no había recibido ningún gol suyo en tres encuentros. Hasta ayer, cuando Leo le endosó un doloroso doblete en otra exhibición mundial. Los dos jugadores se fundieron en un abrazo al final del encuentro. Y pese al gesto,Buffon volvió a pensar que, efectivamente, no es de este mundo.

Y es que el ‘10’ azulgrana escribió él solo todo el guión del debut europeo del Barça. Firmó dos de los tres goles, lanzó un balón poste y regaló dosis permanentes de peligro. Será la Champions de su gol 100. De momento lleva 96. El primero ante los italianos, el que desatascó el partido, fue producto de otra asociación con Luis Suárez, su buen amigo, en un contragolpe fulgurante. Una carrera, una pared y un disparo raso, escorado, que dejó clavado a Buffon. El cerrojo de la ‘Vecchia Signora’ se sumaba a la lista de más de 120 porteros que han encajado al menos un gol suyo. Una nónima bárbara.

Después de intervenir en el segundo deRakitic, Messi engrasó de nuevo su pierna izquierda y sacó un obús a la carrera y en diagonal que volvió a dejar al meta de Carrara descolocado y vencido. Era el séptimo gol en los últimos siete partidos, el octavo de los 13 de la contabilidad goleadora del Barça en estos primeros seis encuentros oficiales. ¡Y algunos profetas de la caverna mediática de Madrid habían vaticinado no hace muchos días su caída!

Messi está en estado de forma pletórico. Nadie lo puede negar. Frente a la Juve, lo adornó con otra plusmarca. Ahora podrá decir que es el jugador que más goles ha anotado (58 en 58 partidos) en liguillas Champions. Lleva 13 goles en encuentros seguidos de fases de grupo. De cerca otea la figura de Cristiano, con 100 goles en la Copa de Europa.

Pero hizo más cosas, a parte de distribuir balones a derecha e izquierda. Llegaron a enseñarle una tarjeta amarilla por protestar una entrada de amonestación de Pjanic y tocar el hombro del colegiado. Una acción que la disciplina arbitral no tolera. También lanzó un trallazo que rebotó en el poste y lanzó de forma magistral una falta que Buffonsupo rechazar. Una buena parada que no debió reconfortarle.