Aguantó y aguantó bien el Chelsea al Bayern. Incluso el conjunto de Lampard tuvo sus opciones de adelantarse en el marcador, sobre todo gracias a un disparo de Marcos Alonso que repelió Neuer en la primera mitad. Pero la gasolina blue duró 51', los que tardaron Gnabry y Lewandowski en inventarse una pared en la frontal del área que acabó con gol del alemán. A partir de ahí... festival bávaro en Londres. Y ya van dos en esta Champions.

El Chelsea enfocó el partido de la única manera posible y sensata: esperando atrás, cediendo el balón y tratar de buscar la espalda del Bayern gracias a contraataques. El plan le salió de maravilla en la primera mitad: Willy Caballero, que mantiene a Kepa en el banquillo por quinto partido consecutivo, detuvo dos acciones del Bayern con gran solvencia en la primera mitad e incluso tuvo la suerte de lado en forma de larguero tras cabezazo de Müller.

El Chelsea también tuvo las suyas, pero Mount erró un par de lanzamientos. El planteamiento se sostuvo con mucha dignidad, a pesar de que a medida que pasaban los minutos el conjunto bávaro se crecía.

El pitido final de la primera parte cambió el partido... y prácticamente sentenció la eliminatoria.

El Chelsea, que tan bien había aguantado a su rival, salió de vestuarios convertido en un equipo endeble incapaz de frenar la avalancha de fútbol que se le vino encima. El ya citado gol de Gnabry en el 51' abrió el marcador. Dos minutos después, otra conexión con Lewandowski le dejó escorado y lanzó un medido disparo que se coló por el palo largo de Caballero. 0-2 y sexto gol de Gnabry en Londres en esta Champions, tras los 4 que le marcó al Tottenham en el 2-7 de la fase de grupos. Sólo ha marcado en estos dos partidos en la presente edición.

El polaco, con dos asistencias, también dejó su sello en el partido de la mejor forma posible: con gol. Davies, que jugó como si hubiera desayunado gasolina, recorrió la banda como si acabara de salir al terreno de juego y asistió a Lewandowski para que rematara a gol en el 76'. Fue el 11º gol de Lewy en Champions, donde es pichichi en solitario con un tanto más que Haaland.

Por si fuera poco, el Chelsea no podrá contar en la vuelta ni con Jorginho, por acumulación de tarjetas amarillas, ni con Marcos Alonso, expulsado tras revisión del VAR por agredir a Lewandowski sin el balón de por medio. El único lunar para el Bayern fue la lesión, al parecer muscular, de Coman.

No fue el 2-7 al Tottenham, pero el 0-3 deja prácticamente sentenciada la eliminatoria a favor del Bayern.

Sezione: Champions League / Data: Mar 25 Febrero 2020 a las 23:20 / Fuente: Marca
Autore: Stefano Bentivogli
Ver lecturas
Print