Shane Kluivert, el último de la saga

17.06.2019 12:30 de Stefano Bentivogli   Ver lecturas
Fuente: Marca
© foto de Giuseppe Celeste/Image Sport
Shane Kluivert, el último de la saga

Los genes de los Kluivert tienen algo especial. Obviamente el fútbol ha ganado una saga de calidad incalculable y futuro prometedor. Al mayor de Patrick, Justin, ya se le conocía. Arrasó en Holanda y sólo duró una campaña en el Ajax antes de que la Roma desembolsara más de quince millones de eurospara hacerse con el holandés. Nivel top en Italia y goles que se le caen de los bolsillos. Pero el ex blaugrana tenía un vástago guardado en la manga. El pequeño de la familia. La estrella.

Shane Patrick Kluivert tiene los andares de su padre y este fin de semana se está mostrando al público en LaLiga Promises PAMESA que se está disputado en Villarreal. Como su padre, juega en el alevín del Barcelona y es delantero centro puro. No es el ariete titular, ese puesto está reservado para Lamine Yamal (apunten el nombre que pronto resonará), pero gol tiene y lo ha demostrado. El chico, pese a su nivel futbolístico y su apellido es algo más. Ha evolucionado la especie. Además de jugar bien al fútbol, Shane Kluivert es uno de los influencers juveniles más potentes que se pueden encontrar.

Con un canal de Youtube sobredimensionado y una cuenta de Instagram con más de 320 mil seguidores, a Shane le da tiempo a jugar y a todo lo demás. De hecho, hace unos meses presentó en sociedad su primer libro de cocina con recetas propias. Ver para creer.

El caso es que en LaLiga Promises siempre se encuentra uno con hijos de ex futbolistas de nivel. Apellidos ilustres. A Kluivert se le une el de Reyes, su hijo juega en el Leganés, el de Urzáiz, referente ofensivo en el Athletic de Bolbao, Fernández, hijo del mítico Víctor Fernández, delantero del Valladolid. Vamos que los genes siempre aparecen y todos ellos tiene un aire a sus progenitores dentro del campo. Fuera de él, aún son unos chiquillos.